Corcho

El corcho es uno de esos materiales confiables que podemos encontrar en muchos lugares. A pesar de que comúnmente lo conocemos como tapón para recipientes de vidrio, en realidad se puede usar beneficiosamente en infinidad de situaciones.

Su principal fuerte es poder aislar, así que es muy utilizado en distintas formas: desde mochilas hasta la construcción: ¡sus usos no tienen fin! Lo mejor de todo, es que al ser un material natural, orgánico, renovable, biodegradable y 100% reciclable, su aplicación es muy amigable con el medio ambiente.

Así que cuando hablamos del corcho, hablamos de un material noble, maleable, ecológico y sobre todo versátil ¡es sorprendente la cantidad de opciones de uso con las que cuenta!

Propiedades del corcho

Ligero. Esta es una de las más obvias y principales características con las que este material cuenta. Esto se debe a que el 88 % de su volumen es un gas muy parecido al aire, por lo que su densidad es muy baja, y esto suele ser un gran beneficio para sus múltiples aplicaciones.
Transpirabilidad. Generalmente, su uso es aislante, pero se ha podido comprobar que al mismo tiempo permite la transpiración entre las dos superficies aisladas, por lo que es bastante beneficioso en este aspecto.
Salubre. El corcho es un material con bajo contenido en agua, esto ayuda a que en él sea muy difícil la proliferación de microorganismos. También, suele ser un repelente natural de insectos debido a la suberina, principal componente del corcho. En el caso de utilización en pisos, ayuda a que se mantengan libres de insectos e impide totalmente su colonización.
Impermeable. Gracias a la suberina y a los ceroides presentes en sus células, el corcho se convierte en una superficie impermeable a líquidos y gases. Es ideal su empleo en cuartos de baño, así como su clásica aparición como tapones de botellas.
Durable. Su resistencia a la humedad le permite frenar el deterioro, por lo que es un material bastante duradero.
Aislante acústico. Gracias a sus características físicas, absorbe las ondas de choque atenuando efectivamente los sonidos, por lo que es un excelente aislante acústico.
Resistente a la presión y a la compresión. Debido  su elasticidad, no se deforma con facilidad, y posee una capacidad superior para recobrar su volumen inicial. El corcho puede comprimirse hasta la mitad de su longitud sin perder flexibilidad.  Este curioso dato se debe a que sus células están formadas en hileras radiales sin dejar algún hueco entre ellas. Esto, aunado a la presencia de aire en su interior, le otorga una gran resistencia.
Protección a golpes. En su utilización en pisos, es excelente como amortiguador de caídas, debido a que el corcho puede actuar como una especie de almohadón, además de que dificulta el deslizamiento. Ideal para habitaciones infantiles o de personas geriátricas.
Aislante térmico. Su principal finalidad, siendo parte del árbol, es que lo protege de calor, frio, fuego y agua. Es un aislante natural súper poderoso, por lo que se ha comprobado que presenta una resistencia al paso del calor de unas treinta veces más que el hormigón.
No inflamable. Su capacidad de protección es altísima: es también protector contra incendios, su naturaleza es anti inflamable.

Tipos de corcho

Dependiendo de su proceso de elaboración, encontraremos varios distintos tipos de corcho: en concreto, podemos distinguir cuatro tipos de entre los cuales, unos son más accesibles económicamente hablando, que otros:

1.- Principalmente podemos hablar del corcho natural, que es en su composición 100% extraído del árbol alcornoque. Ofrece íntegramente todas sus propiedades y gracias a esto suele tener un precio más elevado.

2.- Corcho aglomerado. Este tipo de corcho consta de una mezcla de diferentes partículas que en conjunto logra mantener los mismos resultados que el corcho natural. Está fabricado a partir de pequeños trozos de corcho, aserrín de corcho y poliuretano.

3.- Corcho colmatado: está fabricado con corcho natural en su mayor porcentaje pero rellenado con polvo de corcho y látex para complementarlo.

4.- Corcho sintético: esta clase de corcho está hecho de distintos tipos de polímeros sintéticos, imitando de manera muy parecida las propiedades del corcho natural, ya que su interior está hecho de un material termoplástico que tiene propiedades elásticas, lo cual le permite ser flexible manteniendo su forma. Generalmente su capa exterior está compuesta por un plástico que se puede doblar con facilidad.

Usos más comunes del corcho

Al ser, como ya lo hemos dicho anteriormente, un material sumamente versátil, adaptable y con cientos de beneficios, la aplicación de sus propiedades van más allá de ser utilizado en la fabricación de tapones para vino. 

Debido a sus propiedades higiénicas, repelentes de insectos, capacidad de mantener la temperatura agradable, y sus propiedades para absorber golpes, el corcho resulta ser magnífico como piso.

 Es indeformable, a pesar del peso de los muebles o del andar diario, por lo que suele ser una opción muy adecuada en hogares donde hay niños pequeños o incluso personas mayores.

Es excelente como material de revestimiento para paredes también, ya que necesita pocos cuidados y es térmico: súper resistente a lluvias, sequías y altas temperaturas, todo esto sin contar una de sus mayores virtudes: ¡anti inflamable!

En usos para cocinas también es muy útil, protegiendo las encimeras de las altas temperaturas fabricando manteles y hermosos portavasos. Las champaneras de corcho también son bastante beneficiosas para mantener tus bebidas a buenas temperaturas, y ayudar a su conservación.

Las pizarras o tableros de corcho son perfectas para ubicar tus notas mediante chinchetas. Puedes ubicarlas en el refrigerador o en el espacio que mejor te acomode, para tener siempre presentes tus ideas.

En el baño, también es bastante utilizable para crear una alfombrilla. Es utilizado en la creación de bolígrafos ecológicos, suela para zapatos, base para el césped en canchas de fútbol, pisos de trenes, e incluso, por su ligereza, impermeabilidad y flotabilidad, es uno de los principales materiales para elaborar las famosas tablas de surf.

Hay una infinidad de aplicaciones, y las manualidades no se quedan atrás. Una lista interminable de ideas con corchos puede ser la clave perfecta para crear hermosos presentes o útiles objetos para el hogar.

Ventajas para el medio ambiente del uso del corcho natural

Todos sabemos ya que el corcho proviene del alcornoque, pero una excelente noticia es que no es necesario cortar el árbol para obtenerlo: únicamente, se retira del árbol esta parte superficial de su corteza, y se deja renovar… ¡en un tiempo estará lista de nuevo! Así que, como podemos ver, su extracción es un proceso muy respetuoso con el medo ambiente, de muy bajo impacto para la naturaleza.

La conservación de este árbol en sí es otro punto beneficioso para el medio ambiente, debido a que los alcornoques conservan el suelo, recargan los acuíferos, y reducen los lugares áridos.

Por otra parte, este árbol es una de las especies conocidas por absorber más CO2 y liberar más oxígeno, por eso está catalogado en el grupo delos árboles más eco-eficientes, protegiendo nuestro entorno del temido cambio climático.

Su cuidado y forestación no requiere el uso de pesticidas como es el desafortunado caso de otras especies, ya que, como lo hemos comentado anteriormente, el corcho tiene entre sus múltiples propiedades, la capacidad de alejar insectos y plagas, actuando como repelente natural.

Al extraerse el corcho cada nueve años, logramos que la fauna se conserve y no pierda parte de su ecosistema, dejando que estos árboles prosperen tanto como les sea posible. A lo largo de su vida, se les puede realizar de 15 a 18 sacas entre los meses mayo y agosto, cuando son más aptos, y logran vivir hasta 200 años.

Otras Webs que pueden interesarte

El aguacate y su riqueza nutritiva así como la gran cantidad de usos han cautivado al mundo. Con un sabor inigualable en cada platillo que se prepara con él, descubre sus orígenes y variedades, así como infinidad de productos derivados y usos para la salud.
Las batidoras de mano son excelentes asistentes para una gran cantidad de recetas, desde las más simples hasta las más complicadas. Conócelas y descubre la que mejor se adapta a tus necesidades.
Ir arriba